martes, 2 de mayo de 2017

Vive


Vive sin culpa, como si nunca hubieras hecho daño y como si no te hubieran hecho daño.

Si bien es cierto, el pedir disculpas no sana la herida pero ayuda a calmar el dolor que esta genera, si te hicieron daño en el pasado, perdona, no sirve vivir acumulando rencor a otros aunque te cueste, aunque te siga generando dolor, perdona y perdónate, porque no se puede seguir mientras no te perdones.

No te alejes de quienes te quieren, solamente por tener miedo a herirlos, no es la solución ser indiferente con quienes quieres, no siempre es necesario tener el caparazón puesto para que no te vean, no cierres la cortina, sabes que no eres invisible.

Se agradecido, aprende a saber decir gracias, a saludar y a desearles un buen día! , los demás actuaran como tu actúes, tus acciones se reflejaran en los ojos de los demás.

Da sin medirte, sonríe, nada cuesta regalar al mundo la hermosa sonrisa que tienes, nadie sabe el poder que tiene una sonrisa o una palabra, no sabes si esta persona la necesita. Tal vez, la está esperando.

Vive de sueños y hazlo realidad, todo lo que conocemos alguna vez fue soñado.

Juega y sonríe, agradece por tener un nuevo día. El saber escuchar, mirar a los demás sin juzgar, sin pensar que esperan algo más de ti.

Todos somos humanos, todos cometemos errores, deja de hacerte daño, porque acumular el dolor, guardarlo dentro no es la solución. Tarde o temprano se nota, no quieras sentir lastima de ti mismo, ni esperes que los demás sientan lastima por ti, sonríe, disfruta, la vida ese pequeño momento que no regresará luego.

Vive, no te arrepientas de lo que te hace feliz, de lo que te hace reír, de lo que te hace latir el corazón, no pienses mal de las intenciones de otros, ten el corazón de un niño.

Alégrate de los triunfos de los demás y valora a los que tienes cerca, respeta y esfuérzate.

No te obligues a entender, esfuérzate en aprender poco a poco, unos minutos de la mañana al despertarte donde estés abre el libro y léelo.

Recuerda que nunca estas solo y cuando sientas que lo estas, recuerda que en el encontraras una respuesta, abrázalo y pídele una respuesta, refúgiate en su infinito amor, y dale a los demás ese amor.


Permite en tu corazón albergar ese amor y transmítelo a los demás. Si sientes que pese a todo el camino que sigues no es el que quieres, ten valor y cambia la ruta, tal vez algo mejor este aguardando por ti. 

Y cuando sientas que la carga es muy pesada, recuerda que él está a tu lado luchando mil batallas por ti, no estás sola, solamente no lo estas mirando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario